Cruceros

Otro verano más hemos desatado la polémica en un tema tan trascendente y delicado para todos como es el del turismo. Otro verano más empezamos a lanzar impactos contra la principal industria de nuestra tierra.

Estoy hablando de lo que algún medio ya ha bautizado como Crucerofobia. Hay que andarse con mucho ojo en este tema por diferentes aspectos pero sobre todo por que no se debe jugar con las cosas del comer.

En primer lugar no podemos permitirnos el lujo de ofrecer al mercado internacional una imagen de que aquí no nos gusta el turista incluido el que llega embarcado en un crucero.

Por otro lado no olvidemos, de ninguna manera, que este turista desembarca en Palma con una importante capacidad de gasto y con la voluntad de hacerlo como en otros puertos mediterráneos. Por lo tanto es un visitante atractivo para el pequeño comercio. Dinamiza comercialmente la ciudad en un momento muy necesario para la recuperación del consumo y las ventas.

Además, ahora que apelamos a la desestacionalización, es un turista que no solo se concentra en los meses de verano si no que, cada vez más, se reparte a lo largo del año incluyendo el pleno invierno. No en vano hemos aumentado en un 166% los cruceristas solo entre enero y febrero.

Por las informaciones que tenemos y que se han ofrecido en los medios, el argumento de la elevada contaminación de estos barcos cae desde el momento en que se compara con los consumos o contaminaciones del tráfico aéreo. Nada tienen que ver. De hecho las navieras toman unas medidas medioambientales como en pocos sectores de transporte.

Sí que puedo coincidir en el hecho de que no es recomendable la coincidencia de 8 o 9 barcos haciendo escala en el mismo momento en el puerto de Palma. Debemos racionalizar estas escalas y repartirlas en el tiempo. Así disminuiremos esta sensación de saturación que, a veces todos hemos sentido en el centro de la ciudad.

Afortunadamente la respuesta que tuvo la manifestación en Palma convocada en Palma el pasado fin de semana fue muy sintomática del sentir generalizado de nuestra sociedad en esta cuestión.

Y es que el turista de cruceros es muy bueno para nuestra tierra y este tipo de turismo tiene y puede seguir creciendo. Hay margen para ello pero siempre y cuando se realice de forma ordenada y como digo racional.

Publicado en Cruceros, Editorial, Toni Fuster | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Pimeco reclama que no se ponga en riesgo la imagen de Mallorca para el turismo de cruceros

La Patronal del Pequeño Comercio considera necesario escalonar la llegada de los cruceros a Palma para evitar la sensación de saturación en la ciudad

Pimeco reclama que no se ponga en riesgo la imagen de Mallorca para el turismo de cruceros después del importante esfuerzo que se ha realizado hasta conseguir el reconocimiento internacional como uno de los destinos cruceristas más importantes de Europa y del mundo.

Desde Pimeco se respeta pero no se comparte la protesta convocada en Palma por la llegada del crucero más grande del mundo. Estas actuaciones pueden poner en peligro la buena imagen turística construida a base esfuerzo y recuerdan la importancia que tiene el turismo en nuestro producto interior bruto.

Pimeco recuerda que el turista de cruceros es mucho más beneficioso en proporción para la economía local y para sectores como la restauración o el pequeño comercio que el turista de verano de sol y playa.

Este turista, de escalas muy cortas, suele realizar un gasto proporcionalmente mayor en cada destino en el que para. Por este motivo, el presidente de Pimeco, Toni Fuster, considera que hay que mimar a estos visitantes.

Eso si, Fuster recuerda que “tenemos que tomar medidas efectivas para evitar la sensación de saturación que pueda padecer el centro de Palma. Por ello defendemos la necesidad de programar la llegada de cruceros a Palma de forma más racional y escalonada, siempre con el acuerdo y consenso de la Autoridad Portuaria y los turoperadores del sector. Con esta medida ganaríamos todos”.

Publicado en Cruceros, notas de prensa | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Carta abierta al alcalde de Palma

Carta abierta al alcalde de Palma .

En las últimas semanas me han llamado especialmente la atención algunos de los titulares que el alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha lanzado a la prensa. En este sentido, pondré especial mención en dos frases concretas. La primera decía algo similar a que Palma no se tenía que adaptar al turismo sino que era el turismo que se tenía que adaptar a Palma. La segunda frase que me impactó fue que Noguera no quería que Palma fuera una ciudad franquicia.

Vayamos paso a paso. En el primer caso, Noguera se refería de forma precisa a su voluntad de poner en vereda al alquiler vacacional. Yo diría incluso que prácticamente erradicarlo de Palma. Y es que el alcalde ha reiterado que no quiere este uso turístico en plurifamiliares, lo cual representaría, de hecho, borrarlo del mapa

De forma muy humilde y como presidente de Pimeco lo que le diría al alcalde es que suena un tanto pretenciosa la voluntad de dominar el turismo para amoldarlo a la ciudad. Ojalá fuera tan fácil pero como hemos visto con el fenómeno del alquiler vacacional, la sociedad avanza mucho más deprisa que las normativas y los poderes públicos, y que siempre encuentra un camino para salir adelante.

Además, no podemos dejar de lado que prohibir quizás parezca la más cómoda de las medidas pero no es la adecuada ni mucho menos. Eliminar el uso vacacional de Palma es perjudicar al pequeño comercio que ha encontrado en este nuevo turista a un buen aliado. También se afectará al sector de la restauración.

“Dediquémonos a regular y no a prohibir. Tomemos medidas para restringir y ordenar y no para eliminar”

Pero si lo que realmente se busca con estas medidas es poner fin a la especulación inmobiliaria y bajar los precios de los alquileres en Palma le tengo que decir al señor alcalde que probablemente esto no pasará. Y es que el culpable de estos males no es el alquiler vacacional por mucho que se quieran empeñar algunos de nuestros políticos.

Por lo tanto dediquémonos a regular y no a prohibir. Tomemos medidas para restringir y ordenar y no para eliminar. Vayamos a buscar un turismo vacacional de calidad. Esta es nuestra apuesta.

En cuanto a lo que comentábamos al principio de que Palma no tiene que ser una ciudad franquicia; o mejor dicho una ciudad de franquicias no podemos estar más de acuerdo. No podemos consentir que las calles de ciudad acontezcan un clon comercial de cualquiera otro lugar del mundo. Los mismos carteles, los mismos comercios, los mismos productos… todo un mundo de uniformidad.


Aquello que da carácter a una ciudad es el pequeño comercio con personalidad propia, producto diferenciado y trato cercano. Si se quiere preservar este modelo comercial mediterráneo se tienen que dar pasos hacia adelante. Está muy bien hacer un catálogo de comercios emblemáticos e históricos, está bien dar ventajas y subvenciones a estos comercios, está bien promocionarlos…lo aplaudimos de verdad.

La pregunta que nos hacemos es ¿Y qué pasa con el resto del pequeño comercio? Se tiene que espabilar solo mientras las grandes empresas comerciales van acaparando locales y mientras se produce una nueva burbuja inmobiliaria con los precios de los alquileres. Este es el mayor de nuestros males.

“Palma no necesita incrementar la inversión en promoción turística.  Palma necesita incrementar la inversión en promoción del pequeño comercio”

Desde Pimeco vemos buena voluntad con unas subvenciones positivas pero exiguas ya que lo que precisa el pequeño comercio no son subvenciones sino atención.

Esta atención pasa por tener más facilidades administrativas. Pasa por que no se pongan tantas trabas burocráticas y pasa por el hecho de que se piense la ciudad a partir del concepto de centros comerciales a cielo abierto que se tienen que promocionar.

Palma no necesita incrementar la inversión en promoción turística.  Palma necesita incrementar la inversión en promoción del pequeño comercio para concienciar a la población residente que visite estos establecimientos y para que los turistas los conozcan.

Aquí quedan estos comentarios en positivo señor alcalde.

Toni Fuster 

Presidente de Pimeco

Publicado en Editorial, Toni Fuster | Etiquetado , , , , | Comentarios desactivados en Carta abierta al alcalde de Palma