Equilibrio y coherencia

Por primera vez en mucho tiempo en Mallorca se ha iniciado un camino necesario y justo para conseguir un equilibrio territorial y económico en donde el pequeño comercio sea una pieza importante en la actividad económica y que los grandes operadores no campen a sus anchas como hasta ahora. En fin, se trata de buscar una convivencia justa entre grandes, medianos y pequeños que garantice un modelo económico y comercial diversificado y rico.
La moratoria de grandes superficies o el nuevo plan de ordenación que redacta el Consell son dos buenos ejemplos. Digo esto justo después del último debate del estado de la autonomía en el que, ciertamente se habló de comercio mucho menos de lo que hubiéramos deseado.
De este debate me quedo con la voluntad necesaria que buscar un consenso para reclamar ante Madrid. En este caso la reivindicación que debemos plantear y con alto grado de consenso y unidad es la de que el Gobierno central cambie regulaciones tan importantes para el pequeño comercio como que las rebajas vuelvan a estar reguladas, o que muchas de las competencias en materia de comercio centralizadas en los “viernes” del decreto ley, vuelvan a sus origenes, las CCAA. También hablo de la libertad de horarios comerciales que perjudica gravemente al pequeño comercio.
No me sirve de excusa que se alegue que estas cosas vienen impuestas por Europa por que nuestro país, por presiones obvias, ha realizado la interpretación más liberal y distorsionada de la famosa directiva Bolkenstein.
Madrid puede legislar para proteger el pequeño comercio. Es más, tiene que hacerlo para preservar la idiosincrasia y la economía de nuestros barrios y pueblos. Y no tiene que tener miedo a enfrentarse a Europa o a los grandes operadores. Para conseguirlo necesita que las comunidades autónomas como la nuestra presionen de forma constante en la misma dirección.
Me preocupa enormemente comprobar la deriva de Europa con la firma de tratados de libre comercio con monstruos como Canadá o los Estados Unidos por que estos acuerdos nos van a perjudicar y mucho a la larga.
Aún queda mucho por trabajar en este campo y desafortunadamente se nos está acabando el tiempo.
Bernat Coll Fiol
Presidente de Pimeco
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos, Bernat Coll y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.