Fuerza

Hace solo unos días, comparecía ante los medios para decir adiós como Presidente de Pimeco, una labor que para mí ha sido un auténtico honor en los más de 9 años en los que la he desempeñado.

En esa comparecencia puse especial énfasis en la necesidad de que todos los pequeños comercios se asocien, se agrupen y unan sus fuerzas. Expliqué también que solo con que la mitad de los 14.000 comercios existentes en Mallorca nos uniéramos, conseguiríamos tener tanta influencia y peso como la patronal hotelera.

Me miré en los hoteleros precisamente por que ellos, por encima de diferencias personales o empresariales, si que han sabido ‘fer pinya‘ y anteponer el interés global a las pequeñas batallas empresariales. Hace décadas que son conscientes de su poder económico y intentan marcar las políticas que se hacen al estilo lobby para mantener su industria.

La pregunta es  ¿ Porqué los comerciantes no podemos hacer lo mismo ?  Creo firmemente en la necesidad de cambiar ya de chip. Debemos dejar de ver al comerciante vecino como un rival, como un adversario cuando realmente es un aliado. Si los pequeños comercios convergen, se ponen de acuerdo y trabajan juntos serán más competitivos y todos saldrán ganando.

Esta es la espina clavada que se me ha quedado en estos años de lucha constante. En este tiempo hemos conseguido cambiar la imagen del pequeño comercio. Hemos creado consciencia de su necesidad social y económica en nuestros barrios y pueblos. Sin embargo solo hemos conseguido en parte nuestro objetivo de crear mayores sinergias de unión y solidaridad entre los profesionales del sector.

Las personas que tendrán la responsabilidad de tomar mi relevo al frente de Pimeco, tendrán en esta su misión principal para los próximos años. Si hay unión habrá presión y capacidad de decisión. Si no lo conseguimos naufragaremos ante los intereses de los grandes operadores que no nos van a dar ni un minuto de tregua. Tengámoslo muy claro.

Una vez dado el paso de la reintegración de Pimeco en Pimem ahora tienen que venir nuevos avances tanto en palma como en los municipios. Así y solo así tendremos la fuerza que nos merecemos.

Bernat Coll i Fiol

Esta entrada fue publicada en Artículos, Bernat Coll. Guarda el enlace permanente.