Toni Fuster defiende mayores restricciones a los grandes operadores para evitar más centros comerciales en las afueras de los pueblos

El nuevo presidente de Pimeco defiende el escalonamiento de los cruceros, el alquiler vacacional y mejoras en la limpieza y movilidad de Palma

El nuevo presidente de Pimeco, Toni Fuster, se ha presentado hoy ante la prensa acompañado de buena parte de la nueva junta de gobierno para explicar cuales serán las prioridades de su línea de actuación.

En este sentido ha recalcado la mezcla de experiencia y juventud de la nueva directiva y ha indicado que “se reforzará la defensa del pequeño comercio como eje vertebrador en la vida de los barrios y pueblos, como creador de puestos de trabajo y como sector que reinvierte el dinero en la economía de nuestra tierra”.

Fuster ha desgranado todos y cada uno de los temas más importantes que están ahora mismo sobre la mesa y que afectan al pequeño comercio.

Así se ha mostrado contundente al defender que Pimeco intervendrá con aportaciones en el nuevo plan director sectorial de equipamientos comerciales por que “no queremos un consumo de territorio desmesurado ni que se creen más grandes superfícies en las afueras de los pueblos. Tenemos una ciudad como Palma saturada de estos centros en sus alrededores y no podemos repetirlo. Defendemos la integración del comercio en los pueblos”.

Fuster ha defendido el alquiler vacacional, un tema en el que irá de la mano con Aptur y Pimem por que “es una actividad que genera un complemento económico a las familias, redistribuye la riqueza y dinamiza nuestros pueblos”

También ha expresado su compromiso en la reducción en la generación de residuos y mejora del reciclaje indicando que Pimeco hará aportaciones a la nueva ley de residuos del Govern.

En cuanto al turismo de cruceros, Fuster opina que debe seguir defendiéndose por que deja riqueza en el comercio pero aboga por intentar conseguir una llegada escalonada de los cruceros en Palma.

Otro tema importante ha sido el del mantenimiento de Palma con el que ha sido crítico en cuanto al modelo de limpieza “que ha sido un fracaso y ha creado una imagen lamentable de las zonas comerciales de la ciudad. No se puede consentir esto. Nuestros comercios no se lo merecen”.

También en referencia a Palma, Fuster ha hablado de movilidad y ha defendido “que no se puede blindar a los coches una ciudad entera sin el consenso del comercio”. Ha apelado a la mejora del transporte público y en especial ha propuesto más buses lanzadera para acercar a turistas y residentes al centro de la ciudad desde los aparcamientos disuasorios.

Fuster ha anticipado que mantendrá la lucha iniciada en contra del Top Manta para conseguir que desaparezca esta actividad ilegal. Entendemos el aspecto social que hay detrás pero la actuación de la Policía tiene que ser efectiva y rápida.

Fuster ha finalizado su intervención hablando del reintegro en Pimem del que ha dicho que permitirá ganar en representatividad y sobre todo dará más posibilidades de hacer llegar a la población los valores del pequeño comercio.

Esta entrada fue publicada en notas de prensa, Toni Fuster y etiquetada . Guarda el enlace permanente.