Verdugos de nuestro comercio II: S’Estada

bernat-coll-pimeco

La pasada semana aproveché este espacio para advertir del daño atroz que causaría, en todo el comercio mallorquín, la implantación de las macro superficies comerciales de Palma Springs en Ses Fontanelles y de S’Estada en Coll d’en Rabassa.

Dos proyectos impuestos gracias a la falta de información y a la nula transparencia de la Administración pública, ubicados prácticamente puerta con puerta y que, en total, suman unos 150.000 metros de paisaje destruido… Y que, si llegan a abrir sus puertas, “regalarán” cientos de puestos de trabajo precario a costa de destruir incontables comercios tradicionales, tanto en Palma como en el resto de la isla.

Las monstruosidades comerciales de Palma Springs y S’Estada son auténticas espadas de Damocles contra el futuro de nuestro comercio, ya que amenazan con hacernos un daño incluso mayor que el causado por la execrable crisis económica.

Afortunadamente, los nuevos responsables del Govern, del Consell de Mallorca y de no pocos Ayuntamientos parecen decididos a defender al comercio que nos es propio, aquel que reside en la isla, paga aquí sus impuestos, se integra en la trama urbana y genera empleo estable y de calidad.

En el caso del Ayuntamiento de Palma, mañana nos reuniremos con sus máximos responsables para ofrecerles todo el apoyo de nuestro sector ante el reto de acabar con las irregularidades de Ses Fontanelles (que ya comenté la pasada semana) y de S’Estada.

Por lo que se refiere a la macro superficie de Coll d’en Rabassa, nos encontramos ante un caso de abochornante urbanismo a la carta, en el que los anteriores responsables municipales hicieron la vista gorda a sus manifiestas irregularidades. ¿Qué la gran superficie no contará con la zona verde que debe contar un proyecto de este tipo? El Ayuntamiento se embolsa un plus económico y asunto resulto.

Esta forma de hacer las cosas es lo que nos ha llevado a sufrir una constante pérdida de territorio y de comercios. Una herida en nuestra tierra y en nuestra forma de vida que tardará mucho tiempo en curarse. Y todo, por satisfacer a los intereses de unas pocas multinacionales y por seguir los dictados ultra liberalizadores de Madrid.

Errores del pasado que debemos corregir de inmediato.

Bernat Coll i Fiol

Presidente de Pimeco

Esta entrada fue publicada en Bernat Coll. Guarda el enlace permanente.